martes, 19 de octubre de 2010

Sin Vértigo

Obviamente que para realizar cierto tipo de trabajos hay que tener muy clara la sensación de estabilidad, tanto psíquica, emocional y física.

Con el sentido del equilibrio a full, este hombre se subió a la punta de una antena, con su debido cinturón de seguridad y una cierra en la mano, poco a poco fue cortando en pequeños fragmentos la estructura hasta que al cabo de un par de horas, ésta ya brillaba por su ausencia.

Un aplauso para este trabajador el cual realiza un trabajo que no es para cualquiera y que lo liquidó en pocas horas!

2 comentarios:

El_Hincha dijo...

A veces se me complica subirme a la escalera...
¡Este tipo los tiene enormes! Ovacion de pie.

Frank dijo...

Hincha: La verdad que se merece una ovación de pié, no solo por la falta de vertigo si no también por la velocidad con la que realizó el trabajo.

Muchas Gracias por el comentario !